Por supuesto que el ejercicio es importante!! Pero sin duda  la decisión más acertada es realizarlo junto con una mejora de los hábitos alimenticios.

Muchas personas coinciden con que, cuando hacen ejercicio no logran bajar de peso, aunque pueda parecer una contradicción, es algo totalmente normal, sobre todo en las primeras semanas.

Básicamente lo que ocurre es que nuestro organismo detecta que le faltan recursos para afrontar ese ejercicio físico, que estamos haciendo, de esta forma, el cuerpo comienza a adaptarse al ejercicio creando más tejidos como el muscular y acumulando más energía como el glucógeno, en ocasiones esto provoca un aumente en el apetito, y al terminar de hacer ejercicio necesitas, comerte todo lo que encuentras y esto es lo que hará que la báscula no se mueva.

Por supuesto que esto no le pasa a todas las personas, cada persona reacciona diferente al ejercicio, pero para tener la certeza que el ejercicio beneficiara a tu organismo y al mismo tiempo perderás peso, necesitas tener un balance entre: ejercicio, dieta y descanso.

Con la dieta adecuada lo que se logra es, que el ingreso de energía al cuerpo sea la necesaria para las actividades del día  y  que al momento de hacer ejercicio se tenga más gasto de energía que ingreso y así se logre perder peso.

Implementar una alimentación saludable, al momento de iniciar con un plan de ejercicios, también colabora con acelerar tu metabolismo y aporta beneficio a tu organismo para que soportes mejor el esfuerzo del ejercicio.

Adelgazar no debe ser algo inmediato, sino una carrera de fondo, donde vamos cambiando hábitos y poco a poco, transformando a un estilo de vida saludable, para que nuestro cuerpo asimile bien las pérdidas, sin cambios drásticos.

Comentario

Buscar