La Navidad es una época para descansar, dejar de lado la ajetreada rutina y compartir más tiempo con la familia, lo cual, generalmente, trae consigo deliciosas comidas y bebidas que nos hacen olvidar la dieta: Tamales, magdalenas, rompope, pierna de cerdo, pavo, etc.

Se estima que, en promedio, en todo el mes de diciembre una persona puede ganar entre 5 y 7 libras de peso, aproximadamente.

Queremos que disfrutes con moderación las comidas de fin de año y  para que vivas una Navidad saludable, te damos 10 tips para que los tomes en cuenta, ya sea que cocines o seas el invitado a las cenas.

1. No comas en exceso: No te restrinjas en Navidad pero tampoco abuses de las comidas. Cuando te sirvas, hazlo en un plato pequeño, así controlarás mejor las raciones. No olvide agregar una buena porción de verduras o ensalada.

2. Verduras al vapor: La cena de Navidad o  Año Nuevo no tiene por qué estar cargada de comidas con demasiada grasa. El balance perfecto se lo dan las verduras: prepara brócoli, zanahoria o ejotes al vapor para que sean el complemento perfecto del plato principal.

3. Hornear los alimentos en lugar de freírlos: ¿Pavo, pollo, pierna de cerdo, papas…? ¡Qué delicia! Si los vas a preparar lo mejor será hacerlo al horno en lugar de freírlos, así reducirás el consumo de aceite.

4. Sin piel = menos calorías: Antes de preparar pavo o pollo, remueve la piel para eliminar esa grasa tan dañina que aporta.

5. Entradas diferentes, saludables: En lugar de quesos o embutidos, decídete por entraditas saludables como tiritas de zanahoria, apio o espárragos, acompañados de un dip casero saludable. (En las recetas puedes encontrar un dip de yogurt y espárragos delicioso)

6. Acompañamiento integral: El arroz es un buen complemento para las cenas de diciembre, por eso elíjelo en su versión integral.

7. Ojo con el alcohol: Evita tomar alcohol en exceso pues deshidrata el cuerpo y aporta muchas calorías. Si lo consumes toma un vaso de agua por cada vaso de alcohol.

8. Disfruta las comidas: come despacio, tranquilo, relajado; saborea cada alimento, cada aroma, cada textura. Esto ayudará a una buena digestión.

9. Innova con tus regalos: No se trata de que solo tú estés sano, sino de regalar salud en forma de frutas o verduras, por ejemplo siempre lleva uvas y manzanas si eres invitado a una reunión.

10. Usa las sobras de forma inteligente: Los restos de las cenas de fin de año pueden ser  utilizarlos para preparar platillos saludables. Por ejemplo, las sobras de pavo o pollo son perfectas para una deliciosa ensalada con lechuga y zanahoria.

Sinceramente esperamos que disfrutes una Navidad saludable y que ¡el 2019 esté lleno de éxitos para ti y tu familia!

Comentario

Buscar