En la mayoría de productos de alimentos en especial del grupo de los cereales se encuentra la versión normal y la versión integral. Respecto a la versión integral les contamos que  suelen tener las cantidades de calorías muy similares al producto no integral,  por lo que es falso que los productos integrales, tienen menos calorías en comparación con el producto estándar.

La gran diferencia de los  productos integrales respecto a los no integrales es que, poseen una cantidad mayor en fibra. Por ejemplo el pan blanco, y el pan  integral aportan las mismas calorías, pero comer pan integral tiene la ventaja, de que la fibra mejora el tránsito intestinal y tiene un poder mayor de saciedad sobre el apetito. Además los productos  integrales pueden contener más minerales por ser elaborados con el grano entero.

Te recomendamos que elijas productos integrales no por reducir calorías, si no por el beneficio que la fibra le trae al organismo, recuerda que   “El entero es más que la suma de sus partes”.

Comentario

Buscar