El  consumo de azúcar refinada es una de las causas más ligadas a la obesidad y  al padecimiento de enfermedades cardiovasculares, por tal razón muchas personas en busca de una opción más saludable eligen el consumo de azúcar morena, por ser menos refinada y menos procesada.

Hipótesis que tristemente es FALSA, pues tanto el azúcar blanca como el azúcar morena llevan el mismo proceso de refinamiento para su elaboración, la diferencia en el color lo da una porción de melaza la cual la agregan para que el producto final sea azúcar morena.

Desde el punto de vista químico los dos azúcares son casi idénticos, en su mayoría compuestas por sacarosa; el azúcar blanca 99%  de sacarosa y el azúcar morena 96%  de sacarosa.

En cantidad de calorías los dos tipos de azúcar con iguales aportan 4 calorías por gramo, pero la melaza agregada al azúcar morena suma 1 caloría más por cucharada.

Lo que sí es cierto es que ambos azúcares son puros pues no tienen aditivos, ni preservantes y la caña de azúcar es completamente natural, pero esto no quiere decir que puedes grandes cantidades de azúcar, sin perjudicar tu salud.

¡Por eso te recomendamos reducir tu consumo de azúcar al máximo!

Un buen sustituto del azúcar pueden ser el Stivia, por ser natural, pero también puedes degustar del verdadero sabor de los alimentos y bebidas sin adicionar ese sabor dulce.

Comentario

Buscar