En muchas ocasiones, se etiqueta la comida como, buena y mala, y hacer esto nos lleva a sentirnos culpables o con remordimientos, si elegimos una “comida mala”.

Es momento de liberarnos de estos sentimientos negativos que causa la comida, para hacerlo debemos ver la comida desde otro punto de vista, la mejor forma es ver los alimentos dependiendo del valor nutricional que nos aportan, y elegirlos en base a eso.

Es decir elegir alimentos que nos van a nutrir más, en vez de elegir aquellos alimentos que casi no nos aportan nada.

Un buen ejemplo lo encontramos en elegir una barrita que contenga frutos secos, arroz, arándanos o blueberries y este endulzada con stevia, es mucho mejor opción que elegir una galleta con colorantes, grandes cantidades de azúcar y sabores artificiales.

La idea es que te enfoques en buscar alimentos y productos alimenticios naturales que tengan nutrientes que beneficien tu cuerpo, y evitar todo lo artificial y muy procesado.

Comentario

Buscar