Los omega 3 son un grupo de ácidos grasos esenciales para el cuerpo humano y fundamentales para la vida. Lamentablemente, nuestro cuerpo no es capaz de producir ácidos grasos Omega 3 por su cuenta. Es por ello, que dependemos de nuestra dieta para obtener los ácidos grasos omega 3 necesarios para nuestro organismo. Los ácidos grasos omega 3 más importantes son:

  • EPA
  • DHA
  • ALA

Estos ácidos grasos omega 3 se encuentran prinicipalmente y en abundancia en pescados grasos como la sardina, la anchoa, el salmón y la caballa, y el ácido ALA se encuentra en mayor proporción en semillas como chía y linaza.

Consumir Omega 3 por medio de la dieta o suplementarte con Omega 3 te traerá los siguientes beneficios:

  1. Prevención cardiovascular: Numerosos estudios han encontrado evidencias de que un aumento en el consumo de ácidos grasos omega 3 mejora los marcadores que promueven la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Estos son algunos de los efectos positivos del omega 3 en el organismo:

  • Previene la formación de coágulosde sangre al evitar que las plaquetas se acumulen.
  • Reduce los niveles de presión arterial en personas hipertensas.
  • Disminuye la producción de ciertas sustancias que se segregan ante una respuesta inflamatoria.
  • Reduce los triglicéridosy aumenta el colesterol HDL (bueno).
  • Previene la placa que tapona y endurece las arterias.
  1. Tratamiento de hígado graso: Existen evidencias científicas de que la suplementación con omega 3 o la ingesta de alimentos ricos en omega 3 disminuyen la acumulación de grasa en el hígado y la inflamación causada por esta dolencia en personas con hígado graso.
  2. Mejor desarrollo del feto: Obtener unos niveles elevados de omega 3 durante el embarazo aporta numerosos e importantes beneficios al niño, entre los que se incluyen:
  • Mayor agudeza visual.
  • Mayor capacidad de aprendizaje, concentración, comunicación y sociabilidad.
  • Menor morbilidad.
  • Mayor inteligencia.
  • Menor riesgo de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), autismo y parálisis.
  • Menor riesgo de sufrir retrasos en el desarrollo.
  1. Previene inflamación: La inflamación es un mecanismo de protección de nuestro organismo que nos ayuda a combatir invasores extraños y desempeña un papel vital a la hora de reparar daños. De acuerdo con múltiples estudios, unos niveles elevados de omega 3 pueden disminuir la producción de sustancias y moléculas que causan inflamación
  2. Reduce dolores menstruales: Se ha demostrado que el consumo de alimentos ricos en omega 3 o suplementos de omega 3 reduce notablemente el dolor causado por la menstruación e incluso resulta más eficaz que el fármaco anti inflamatorio ibuprofeno.
  3. Buen funcionamiento de los ojos: niveles reducidos de DHA están relacionados con un mayor riesgo de padecer problemas de vista, principalmente degeneración macular. Y es que este ácido graso esencial es un componente tanto del cerebro como de la retina del ojo que no puede faltar en tu organismo si quieres preservar tu vista en buen estado.
  4. Huesos y articulaciones: la osteoporosis y artritis son enfermedades, que afectan al sistema óseo, pueden mejorarse a través del consumo de ácidos grasos omega 3, los cuales aumentan los niveles de calcio presentes en los huesos y reducen algunos marcadores de inflamación asociados a la artritis en especial. En otras palabras, la ingesta de omega 3 puede aumentar la fortaleza de los huesos y las articulacionesevitando así la aparición de osteoporosis y artritis.

Sin duda el consumo de omega 3 ya sea por medio de alimentos ricos en omega 3 o por medio de un suplemento, es un hábito saludable que fortaleceré todas las funciones de tu cuerpo y tu salud. ¡¡¡Qué esperas para consumir Omega 3!!!

Comentario

Buscar