Consumir vegetales se puede convertir en un reto para nuestra alimentación, y más cuando no es un hábito que se ha inculcado desde temprana edad. Hoy en día la gran variedad de comida que encontramos hace aun más difícil la forma en que nos alimentamos, pues el mercado ofrece muchos productos que no favorecen al organismo.

Cuando estamos en consulta y platicamos con nuestros pacientes, “Incluir vegetales en la cena”, es uno de los tips saludables que más nos cuesta incorporar a la rutina del día a día.

La cena típica de nosotros los chapines es: frijolitos en cualquier preparación, a veces huevo o queso o crema, acompañando de plátanos o pan o tortilla y si se tiene el gusto un café, y cuando deciden consentirse cierran con un panito dulce…¡¡¡Oh por Dios!!! Que rico, pero en ese plato no haya balance,  pues incluye solo carbohidratos que están en los cereales: frijol, plátano, pan, tortilla y pan dulce, proteínas que están en el huevo, o queso y grasa que está en la crema y pan dulce.

Pero y s i quiero ser más saludable, si quiero comer mejor, sin dejar la comida que tanto me gusta ¿Cómo mejorar la cena? La gran respuesta es: agregando vegetales todas las noches en todos los platos. En la típica cena chapina, por supuesto que debemos quitar ciertos alimentos que no favorecen a la salud, como la crema, por tener mucha grasa saturada y el pan dulce o pan de manteca, por su alto contenido de grasa saturada y azúcar.

¿Por qué vegetales en la cena? Esto,  parte de la premisa que la alimentación saludable debe ser balanceada y eso conlleva incluir todos los nutrientes en cada tiempo de comida:

  • Proteína
  • Carbohidrato
  • Grasa
  • Vitaminas
  • Minerales

Entonces,  como quedaría una cena chápina modificada: frijoles de preferencia cocidos o licuados, acompañados de 1 huevo o queso y 1 tortilla o 1 rod. Pan integral, pero lo más importante es que debemos de agregar 1 tz de sopa de verduras por ejemplo o 1 tz de vegetales asados, salteados o simplemente al vapor.

Incorporar vegetales en la cena te benéfica en:

  1. Son bajos en calorías y grasas, muy nutritivos y contienen una amplia gama de vitaminas y minerales, que te mantendrán sano mientras intentes perder peso.
  2. Ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre y mantener un equilibrio en la presión arterial.
  3. Al mismo tiempo, te aportan una dosis sana de fibra a la dieta, garantizando el correcto funcionamiento del sistema digestivo, limpiando las toxinas y manteniendo hidratado el cuerpo, pero evitando al mismo tiempo la acumulación de líquidos.
  4. Además, favorecen mucho el cuidado de la piel.

¡Es momento de incluir vegetales en la cena y disfrutar de todos los beneficios!

Comentario

Buscar