Las investigaciones indican que el tiempo de espera, entre terminar de comer e ir a  dormir  es de una hora y media. En ese lapso pueden aprovechar para lavar los platos, leer, estudiar, mirar un poco de televisión (tampoco demasiado), charlar con tu pareja, ordenar la casa, preparar la ropa para el otro día, etc.

En ocasiones si la cena es fuerte y con alto contenido de grasa eso puede producir pesadez, gases y dolor abdominal con el consiguiente sueño de mala calidad.

Si vamos a cenar después de las 10 de la noche o si nos vamos a acostar justo después de cenar, lo mejor es cenar muy ligero, alimentos que se digieran bien, evitando fritos, alcohol y cafeína.

¿Engorda cenar tarde?

Una persona sedentaria con kilos de más, que cena tarde y se sienta a ver la tele, debe mejorar esos hábitos y cenar más temprano si quiere adelgazar. La razón está en que al dormir o estar en inactividad, no se queman las calorías de la cena y durante el sueño, el metabolismo se pone lento y trabaja al mínimo, por tanto, se engordará más si la cena ha sido rica en calorías y alimentos grasos.

Una persona activa, que realiza actividad física, que cena tarde, no tiene porqué preocuparse si sabe elegir los alimentos en la cena.

¿Si no ceno es mejor?

Lo que nunca hay que hacer es acostarse sin cenar algo, y no vale lo de cenar solo fruta, la cena debe ser ligera pero completa. La clave está en hacer una cena balanceada, con verduras cocidas al vapor, carnes y pescados a la plancha.

Con la vida pasando tan de prisa, muchas veces llegamos tarde y cansados a casa sin ganas de nada, ¡Respira!, cuenta hasta 10 y prepárate algo sano y saciante, que no tiene porqué ser sinónimo de aburrido, ¿por qué no una rodaja de pan tostado integral, con aguacate, tomate, queso panela? ¿o medio filete de pechuga de pollo con limón acompañado de una sopa de verduras, ¡Las opciones son infinitas!

Recuerden ir a la cama 1 hora a 1 hora y medio después de cenar, les dará calidad de sueño y mejores descansos!

Comentario

Buscar