¿Necesita ideas para añadir más fibra a sus comidas y bocadillos? Pruebe estas sugerencias:
 Ponga en marcha su día. Para el desayuno elija un cereal alto en fibra (5 o más gramos de fibra por porción). Opte por los cereales con “grano entero”, “salvado” o “fibra” en el nombre principal. También puede añadir unas cucharadas de salvado de trigo sin procesar a su cereal favorito.
• Cambie a los granos enteros. Consuma al menos un 50% de granos enteros del total que consume. Busque panes que siempre contengan como primer ingrediente de la etiqueta, trigo, harina de trigo o de otro grano. Busque una marca con al menos 2 gramos de fibra por porción. Experimente con arroz integral, arroz salvaje, cebada, pasta de trigo integral y bulgur.
• Garantía de seguridad de sus productos horneados. En el horneado debe sustituir la harina de grano entero por la mitad, o la totalidad de harina blanca. La harina integral es más pesada que la harina blanca. En los panes de levadura, utilice un poco más de levadura o dejar que la masa suba más. Cuando utilice el polvo de hornear, hay que aumentar 1 cucharadita por cada 3 tazas de harina integral. Trate de añadir cereal de salvado molido, salvado de trigo sin procesar o avena cocida con muffins, pasteles y galletas.

•Dieta mediterránea.  esta es muy rica en fibra.
• Mezcle un poco. Añada verduras frescas o congeladas pre-cortadas para sopas y salsas. Por ejemplo, una mezcla de brócoli congelado picado en salsa de espaguetis preparados, o también, eche zanahorias frescas en guisos.
• Aproveche las ventajas de las legumbres. Frijoles, guistantes y lentejas son excelentes fuentes de fibra. Agregue los frijoles a la sopa enlatada o a una ensalada verde. Haga nachos con frijoles negros refritos, un montón de verduras, chips de tortilla de trigo integral y salsa.
 Coma frutas en cada comida. Manzanas, plátanos, naranjas, peras y bayas son buenas fuentes de fibra.
• Haga recuento de aperitivos. Frutas frescas, verduras crudas, palomitas de maíz bajas en grasa y galletas integrales son buenas opciones. Un puñado ocasional de nueces o frutos secos también es una merienda saludable y alta en fibra – a pesar de ser conscientes de que las nueces y frutos secos son también ricos en calorías-.

Los alimentos ricos en fibra son buenos para su salud. Sin embargo, el consumo de demasiada fibra demasiado rápido puede ocasionar gases intestinales, distensión abdominal y cólicos. Siempre conviene aumentar gradualmente la cantidad de fibra en su dieta durante un período de unas pocas semanas. Esto permite que las bacterias naturales en el sistema digestivo puedan adaptarse al cambio. Además, hay que beber mucha agua. La fibra funciona mejor cuando se absorbe en agua, por lo que las heces serán blandas y abundantes.

Comentario

Buscar